+

¿Quiéres que te llamemos?

¿Tienes alguna duda? Te llamamos

Análisis de los mercados 20/2020

Análisis de los mercados 20/2020

Money, money, money

El BCE mantuvo el discurso esperado la semana pasada y anunció su programa de compras. Más dinero y más tiempo, y sin decepción para los mercados que van viendo una Europa “institucionalmente” más fuerte. Y, en todo ello, vemos apoyo para los activos europeos (bolsa, periferia y divisa). Ante esta “barra libre de dinero”, los mercados suben como la espuma, la prima de riesgo se comprime y los tipos de interés se mantienen bajos. Las proyecciones macro del BCE no están nada mal. Este año 2020, Europa decrecerá un -8,7% para, en 2021, crecer un 5,2%. La situación prevista no está nada mal, ya que el parón económico se está produciendo en este segundo y tercer trimestre de 2020, un corto espacio de tiempo que no deja dudas en cuanto a lo que sucederá a continuación. Más preocupante parece el dato de inflación, el cual, seguirá bajo durante un largo periodo. Sin inflación, la deuda de gobiernos, el verdadero foco de preocupación, será imposible de devolver. Pese a ello, las encuestas reflejan un sentimiento positivo, recuperando el pesimismo que nos invadía hace un mes. El empleo en los EE.UU. se destruye a menor ritmo del esperado, 13,3% frente a 19,7% estimado, en un claro reflejo de que las empresas no esperan una duración de la crisis de más de unos meses y optan por mantener el empleo clave, antes que tener que recuperar la fuerza laboral cuando esto pase. En el mercado de divisas, el dólar pierde fuelle frente al euro. Con la guerra comercial cogiendo fuerza y con el argumento del proteccionismo en plena campaña electoral, esta situación beneficia a los americanos, ya que las exportaciones resultarán más baratas y las importaciones más caras. Si se superase consistentemente el 1,15, ahora está en 1,13, el escenario sería preocupante.

Nueva normalidad

Las preguntas que nos surgen son si habrá una nueva caída de las bolsas y si es momento de entrar ahora o esperar. Durante las próximas semanas vamos a ver movimientos laterales, es decir, subidas y bajadas. Los inversores han estado mirando a 2021 y, en breve, empezarán a mirar a 2022. La cuestión es si 2022 será un buen año. Nuestro escenario central es que, tras esta breve crisis, volveremos a la senda de desaceleración prevista anteriormente. Los riesgos (guerra comercial, BREXIT) siguen vigentes y aparecerán nuevos (endeudamiento de gobiernos, populismos, ruptura de Europa), así como la sensación de que el crecimiento bajo, junto a una inflación minúscula, la bien llamada japonización de la economía, va a ser nuestro destino durante un largo periodo. Por lo tanto, no cabría esperar un repunte de la bolsa. Ni siquiera, en términos generales, altas rentabilidades. Lo que si parece claro es que se está produciendo un cambio en los caballos ganadores, con la tecnología y la sostenibilidad como abanderados de una nueva oleada de empresas que vienen a sustituir a las existentes.

Cuadro de mercados 20/20 BCE

Sobre Equipo finline

Equipo finline ha publicado 83 entradas.