+

¿Quiéres que te llamemos?

¿Tienes alguna duda? Te llamamos

Análisis de los mercados 22/2020

Análisis de los mercados 22/2020

Lo estamos haciendo bien

El turno de los gobiernos está siendo satisfactorio. Ahora toca introducir medidas fiscales de apoyo a empresas y familias, al objeto de reducir el fuerte impacto de la crisis. Me refiero a los préstamos a empresas avalados por el Estado o el ingreso mínimo vital, temas que no se pusieron en práctica la anterior crisis por el fuerte endeudamiento de familias y empresas. Evidentemente, estas medidas no son gratuitas, pero, no ponerlas en práctica, dejaría importantes efectos secundarios en la economía. Daños estructurales difíciles de reparar (p.e. más paro de larga duración). Los bancos centrales siguen introduciendo liquidez en el mercado, comprando bonos de empresas y prestando a los bancos, a un nivel nunca visto. Se está compensando cualquier ruido derivado de un posible rebrote de casos de COVID-19. Empiezan a escucharse voces más optimistas en algunos miembros de la Fed y el Banco de Inglaterra. Los datos macroeconómicos apuntan a una recuperación incompleta y no generalizada. Algunos sectores están a plena actividad, mientras otros están en niveles inaceptables. Ya dijimos que esta crisis iba a afectar a unos sectores más que a otros, como ha ocurrido en todas las crisis. Mientras, la cumbre europea no avanza y hasta julio no se espera que haya acuerdo. Todo apunta a que los términos del mismo serán buenos para España, al no tener que devolver los fondos percibidos, es decir, no incrementar la deuda. Sin embargo, existen voces discordantes y la obtención de los fondos llevará implícita algunas medidas estructurales dolorosas para el gobierno actual, buenas para la economía.

La dichosa vacuna

La semana pasada, la OMS informó que espera tener disponible para final de año cientos de millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19, con dos mil millones de dosis para 2021. Pero aún no se ha desarrollado una vacuna. Hay más de 200 vacunas candidatas en estudio en todo el mundo. Sin embargo, el foco no está en si habrá vacuna o no, la atención se ha trasladado a la capacidad de los gobiernos de controlar los rebrotes y evitar, en caso de descontrol, un nuevo confinamiento masivo. La sensación entre la población es que la crisis sanitaria ya ha pasado y la económica no llega. En mi opinión, estamos viviendo del efecto placebo de un número mínimo de casos de contagio y los ERTES. Nos olvidamos que la capacidad de propagación de la enfermedad es altísima y que la mayoría no tenemos anticuerpos. En lo económico, vemos comercios y terrazas al completo. Sin embargo, los ingresos en los negocios se han reducido un 60% y los costes han aumentado un 20%. Recientemente, leía una estadística de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de los EE.UU. que afirmaba que, después de otros desastres o eventos imprevistos (huracanes, pandemias u otros), alrededor del 40% de las pequeñas empresas nunca vuelven a abrir. Además, un 25% adicional se declara en quiebra dentro del año. Todavía no hemos visto la peor cara de la crisis.

Cuadro de mercados 22/20 empresas familias

Sobre Equipo finline

Equipo finline ha publicado 85 entradas.