+

¿Quiéres que te llamemos?

¿Tienes alguna duda? Te llamamos

Análisis de los mercados 29/2019

Análisis de los mercados 29/2019

EL BCE no mueve ficha, pero nos emplaza a septiembre

La atención la acaparaba la semana pasada la reunión del Banco Central Europeo (BCE), con el esperado discurso de Draghi – al que aún le quedan tres meses al frente de la política monetaria europea – sobre nuevas medidas de estímulo. En ese sentido el presidente del BCE lanzó un mensaje clarísimo, sigue inmóvil, pero, tiene preparada una lista de medidas para septiembre; rebajas de tipos, retomar el programa de compra de activos o incluso la posibilidad de reformular el objetivo de inflación. En resumen, más estímulos durante más tiempo para apuntalar una economía renqueante. Draghi repitió hasta cuatro veces la frase que resume su estado de ánimo actual: “No nos gusta lo que vemos”. Reconoció que ya no confía en la recuperación que antes esperaba para el segundo semestre del año, con unas perspectivas que son “peores y peores” – como decía en la rueda de prensa que se celebró tras el Consejo de Gobierno -. El mercado considera que, en su reunión de septiembre, Draghi podría bajar el tipo de referencia al -0,5%, con el objetivo de que las entidades faciliten que el dinero circule y que no se quede guardado en las arcas del banco central, lo que tiene una implicación muy negativa para el sector financiero. El presidente del BCE también quiere que se examinen todas las opciones, como la idea de retomar el programa de compra de deuda que acabó el año pasado y que supuso la inyección de 2,6 Bllns. EUR en la economía europea.

Los tipos de las principales economías europeas al mismo nivel que el BCE

Tras la reunión del BCE, epicentro de la semana, los tipos de referencia se mantienen intactos. El precio oficial del dinero en el 0% desde 2016 – y ahí parece que va a continuar – y la facilidad de depósito lleva cinco años en terreno negativo, desde 2013 está en el -0,4%. En nuestra opinión, lo acontecido el pasado jueves estaba más que descontado y es que el debilitamiento económico en la zona euro en los últimos trimestres y la imposibilidad de “revitalizar” la inflación, no le deja otra opción que impulsar una política monetaria aún más expansiva. El BCE dará a conocer en septiembre un paquete completo de medidas, pero, pese a la amplitud de esas medidas, Draghi admitió de forma implícita que él no puede hacerlo todo y que necesita la colaboración de los Gobiernos: “la política monetaria ha hecho mucho para apoyar la zona euro, pero, si el deterioro continúa, la política fiscal se convertirá en esencial”. El Bund cierra la semana con su cuarta semana de caídas en rentabilidad (TIR), esta vez hasta el -0,38%: – 5pb y marcando un nuevo mínimo histórico en el -0,422% el mismo día de la reunión del BCE. Por su parte, el bono español también cede, solo -1 pb, hasta el 0,395%, quedándose la prima de riesgo en los 77,5 pb: + 4 pb respecto de la semana anterior. Las rentabilidades de los principales bonos soberanos se colocan ya por debajo, o cerca, de los tipos oficiales de los bancos centrales. Esto tiene el poco sentido que tiene, porque, si en realidad estuvieran esas rentabilidades marcadas por fundamentales, estamos suponiendo que “prestar” a Alemania es considerado más seguro que prestar al BCE.

Cuadro mercado 29/19 BCE

Sobre Equipo finline

Equipo finline ha publicado 45 entradas.