+

¿Quiéres que te llamemos?

¿Tienes alguna duda? Te llamamos

¿Es posible garantizar la rentabilidad de una inversión?

¿Es posible garantizar la rentabilidad de una inversión?

El mundo de las finanzas, por desgracia, no es una ciencia exacta y previsible. La envidia con la que muchos ahorradores observan a los inversores que obtienen grandes rentabilidades, en ocasiones, obvia una realidad que va en paralelo: para ganar mucho dinero también hay que asumir grandes riesgos. Pero, antes de llegar a la azotea de los inversores, conviene dar los pasos correctos para construir los cimientos del edificio. Por ello, el primer paso es aprender cómo garantizar la rentabilidad de una inversión.

Desde finline, como pioneros en la inversión financiera a través de una plataforma fintech online, lo primero que queremos destacar es que la inversión 100% garantizada y sin el más mínimo nivel de riesgo, sencillamente, no existe. Toda inversión, por muy estudiada y minuciosamente analizada que esté, comporta al menos un riesgo mínimo. Por lo tanto, hablar de cómo garantizar la rentabilidad de una inversión es, más bien, hacerlo de cómo minimizar los riesgos.

La renta variable, como su propio nombre indica, implica que la inversión no sigue unos patrones predeterminados, sino que la rentabilidad es cambiante, incluso entre parámetros positivos y negativos. La mejor forma de garantizar la rentabilidad es buscar las fórmulas financieras que impliquen un riesgo más bajo de forma que, aunque el retorno no sea excesivamente cuantioso, durante el proceso podamos estar tranquilos por su viabilidad.

¿Poco riesgo significa poca rentabilidad?

A la hora de salir a la jungla financiera, quienes quieren asegurar cada paso y que su inversión camine sobre seguro asumen, casi de forma inseparable, que invertir con una red de seguridad debajo significa renunciar a rentabilidades elevadas. Aunque no necesariamente es así, pues determinados productos financieros consiguen ofrecer un punto medio interesante, sí es cierto que un riesgo bajo suele ir acompañado de una rentabilidad moderada.

De acuerdo: asumimos que, aunque no sea al 100% posible garantizar que una inversión va a ser rentable, sí podemos buscar la vía para que el riesgo sea mínimo. Pero, ¿cómo hacerlo? Vamos a explorar el horizonte financiero y algunos consejos fundamentales para encontrar los productos más fiables y estables, pero también para gestionarlos correctamente.

  • Define un plazo. No metas tu dinero en un fondo, plazo o depósito sin marcar de antemano cuándo lo vas a querer retirar. Las oscilaciones pueden impacientar y llevar a muchos inversores a sacar sus ahorros antes de tiempo y perder la opción de obtener una rentabilidad a medio plazo.
  • Diversifica. Una forma inteligente de proteger tu inversión es no fiarla toda a una carta. Así, si alguno de los productos financieros no consigue los objetivos deseados, podemos equilibrarlo con los demás.
  • Infórmate. No es que sea necesario matricularse en una carrera de economía, pero tampoco es recomendable depositar nuestros ahorros en algo que no entendemos. Conviene leer, formarse y aprender algunos conceptos básicos de finanzas para saber qué estamos haciendo con nuestro dinero: así, podremos elegir y orientar las decisiones de forma que minimicemos el riesgo y ganemos en tranquilidad.
  • Confía en profesionales. Para invertir y hacer que nuestros ahorros puedan generarnos una rentabilidad no es necesario ni ser rico ni un experto en finanzas. En finline podemos analizar tus objetivos y recursos para buscar las mejores vías por las que obtener una rentabilidad que implique el menor riesgo posible.

Para garantizar la rentabilidad de una inversión, la receta básica consiste en aplicar los principios básicos del ahorrador que entra en finanzas por primera vez: paciencia, acompañamiento experto, conocimiento del mercado y análisis constantes. Así conseguiremos alejar al riesgo lo máximo posible.

About Equipo finline

Equipo finline has created 12 entries.